ALTA COSMÉTICA ORGÁNICA
0
  • No hay productos en la cesta.

0
  • No hay productos en la cesta.

¿QUÉ TIPO DE PIEL TENGO?

Compartir:

Rocío Bravo Bravo pesquera

PIEL NORMAL :

Se caracteriza por ser fina, flexible y suave. No presenta brillo excesivo, ni escasez de ellos. No es muy corriente, pero suele ser como la piel de los niños. Los poros están cerrados y hay un buen equilibrio entre componentes acuosos y lípidos.

 

PIEL GRASA :

Se caracteriza por presentar muchas impurezas. Tiene el poro dilatado y grande. La piel es gruesa y brilla. Es una piel con exceso de producción sebácea. Tiene la ventaja de que se arruga menos ya que es más  persistente a los agentes externos que producen el envejecimiento. Las causas suelen ser factores hereditarios, alimentación o  desajustes hormonales.

PIEL SECA:

Opuesta a la piel grasa. Los poros son pequeños y apenas se perciben. Son propensas a sufrir grietas y descamaciones .Sensación constante de tirantez y rugosidad. Tiene un tacto áspero y sin brillo. En casos graves suelen sentir picazón. Es una piel que envejece prematuramente.

PIEL MIXTA:

Una mezcla entre piel grasa y seca. En la zona de las mejillas podemos encontrar sequedad. En cambio en la frente, nariz y mentón son mas grasas y suelen presentar brillos ( zona T). Normalmente encontramos puntos negros, poros dilatados y granitos en estas zonas. Se puede encontrar una piel mixta tirando a grasa o una piel mixta tirando a seca. Dependerá de qué síntomas predominen.

PIEL SENSIBLE :

Puede ser seca, grasa o mixta pero siempre predominaba los síntomas como irritaciones, picor, enrojecimiento, eczemas etc. También experimentan tirantez y sequedad. Se irrita con mucha facilidad. Es una piel reactiva con una baja tolerancia a los agentes externos. Entre sus múltiples causas una de ellas es la utilización de cosméticos inadecuados con componentes químicos poco tolerados.

PIEL DESHIDRATADA:

La piel más difícil de diagnosticar. La piel deshidratada es aquella que pierde agua. Ambientes secos, aire acondicionado, calor extremo, cosméticos demasiado agresivos y contaminación suelen ser las causas más comunes. Abuso excesivo del lavado facial con agua y jabón. Falta de hidratación. Se presenta en cualquier tipo de piel ( sensible, mixta, grasa y seca ). Una piel deshidratada puede presentar, poca flexibilidad, elasticidad y falta de luminosidad. Pueden aparecer arruguillas de deshidratación , tipo estrías.

Dejar un Comentario